senderoxtrem

Autor Tema: Polemico rescate en la Aconcagua  (Le√≠do 4339 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante est√°n viendo este tema.

Desconectado capitan trueno

  • Moderador S
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1597
Polemico rescate en la Aconcagua
« en: 19 de Febrero de 2009, 19:35 »
Mirar en este enlace el video tan escandaloso del rescate de un guia monta√Īero en la mitica monta√Īa, me parece escandaloso que haya por ahi gente que se diga que son monta√Īeros o personas  (cabreado2) (cabreado2)


« √ļltima modificaci√≥n: 19 de Febrero de 2009, 20:34 por ALOCGAR »

Desconectado ALOCGAR

  • Administrador
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1908
    • Email
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #1 en: 19 de Febrero de 2009, 20:55 »
Este video yo ya lo vi el lunes y no lo quise poner porque lo facil es decir que lo hicieron todo mal, que es lo que se deduce de las imagenes. Como no conozco todas las razones y no las conoceremos no quiero opinar.
Pero creo que algo mas se podria haber hecho.

Desconectado capitan trueno

  • Moderador S
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1597
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #2 en: 20 de Febrero de 2009, 11:00 »
Esta claro que nunca se puede opinr sin saber con certeza que paso, pero por lo quese ve en el video se pasaron dos pueblos. De todas formas habria que verse que paso realmente 

Desconectado manumanuel

  • SenderoXtremistas
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 253
  • la cima es tan solo la mitad del camino
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #3 en: 20 de Febrero de 2009, 14:20 »
asi de entrada dan ganas de darle un pescozon a todos y cada uno de ellos por no decir lo que pienso realmente claro  (cabreado2)

Desconectado LOBISOME

  • Moderador
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1530
  • Volar como una nube, sin rumbo fijo ni fecha
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #4 en: 20 de Febrero de 2009, 14:26 »
Tragedia en el Aconcagua: "No abandonaron al guía con vida"
16:21Lo aseguró a Clarín.com el abogado de los policías de la patrulla de rescate, quienes hoy debían declarar pero se abstuvieron de hacerlo. Y agregó que los efectivos "hicieron mucho más de lo que debían" porque "arriesgaron su vida" en el operativo.
1 de 2‚ÄúCampanini estaba muerto cuando se retiraron y extremaron los recaudos para mantenerlo con vida‚ÄĚ, afirm√≥ a Clar√≠n.com el abogado Carlos Ferrer.
Mientras la justicia investiga la muerte de Federico Campanini, quien falleci√≥ en la tragedia en el Aconcagua, Carlos Ferrer, el abogado de los polic√≠as que integraban la patrulla de rescate asegur√≥ que sus defendidos "no abandonaron al gu√≠a con vida" en la monta√Īa, tal como sostiene su familia. "Hicieron mucho m√°s de lo que deb√≠an", destac√≥ en di√°logo con Clar√≠n.com. En este sentido, explic√≥ que los rescatistas "arriesgaron sus vidas" en reiteradas oportunidades y que a√ļn hoy sufren las consecuencias de las dur√≠simas condiciones clim√°ticas que debieron enfrentar.

Categ√≥rico, el abogado rechaz√≥ la posibilidad de que los polic√≠as de la patrulla hayan dejado a Campanini vivo en el Aconcagua. "De ninguna manera lo abandonaron vivo", afirm√≥ Ferrer. De este modo, consider√≥ "un error" las declaraciones de los padres del gu√≠a, quienes -tras la difusi√≥n del video que muestra c√≥mo los rescatistas arrastran a Campanini con una soga y piden permiso a la jueza para dejarlo- sostienen que a Federico "lo trataron como a un perro y lo abandonaron a√ļn con vida en la monta√Īa".

"Estaba muerto cuando se retiraron y extremaron los recaudos para mantenerlo con vida. Hicieron todo: primeros auxilios, lo motivaron, lo estimularon... pero el hombre no daba m√°s", explic√≥ el defensor. Y a√Īadi√≥ que tanto el jefe de la patrulla de monta√Īa, Jos√© Luis Altamirano, como Diego Dangelo, el otro polic√≠a que particip√≥ del rescate, "se quedaron con √©l (Campanini) hasta despu√©s que falleci√≥".

El abogado también aseguró que sus defendidos "hicieron mucho más de lo que deberían haber hecho, porque pusieron en riesgo su vida en reiteradas veces". En un lapso de 12 horas, continuó, la patrulla actuó en "un escenario totalmente hostil, con temperaturas de entre 20 y 30 grados bajo cero", una situación que "nadie puede entender si no está ahí".

Asimismo, Ferrer remarc√≥ que la patrulla contaba con el equipamiento necesario para hacer el rescate, ya que ‚Äďdespu√©s de que se diera a conocer el video- se gener√≥ un debate sobre si los rescatistas ten√≠an lo que hac√≠a falta. "Llevaron sogas, camillas, aguas, medicinas, (elementos para hacer) primeros auxilios... todo lo que ten√≠an que llevar", dijo el abogado, quien aclar√≥ que la patrulla actu√≥ en medio de una "tormenta terrible" y que el equipamiento "es muy pesado para subir r√°pidamente", que es lo que deb√≠an hacer los rescatistas.

"Era un reto contrarreloj, cuanto más demoraran en subir y en ubicarlos, más riesgo había de que murieron la gente que estaba arriba", argumentó.

Los polic√≠as deb√≠an declarar hoy ante la Justicia, pero se abstuvieron de hacerlo por consejo de su defensor. Todav√≠a no se recuperaron de la situaci√≥n que vivieron en la monta√Īa. "No est√°n bien. Uno de ellos tiene signos de congelamiento en los pies y en los dedos de las manos. No siente los pies y tiene dificultades para caminar, por lo que la Polic√≠a le dio una licencia por 40 d√≠as", detall√≥ el abogado. Y agreg√≥ que Altamirano tambi√©n sufre las consecuencias del "congelamiento".

Desconectado Gru√Īon

  • Moderador
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1211
    • Email
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #5 en: 20 de Febrero de 2009, 20:19 »
La noticia ha trascendido porque hay im√°genes por medio, pero no es el primero ni el √ļltimo que perecer√° en situaciones id√©nticas, tambien hay que ponerse en la piel de ellos, ayudar, pero tambi√©n sobrevivir. En las imagenes no notas el frio que sienten ellos, las horas que llevan sufriendo, el √°nimo que tienen al ver que se les va una persona y a ellos les puede suceder lo mismo, y psicol√≥gicamente seguro que est√°n hundidos, arriesgar tu vida, casi perderla, perder a una persona en tus manos y al final que te traten casi de "asesinos". Nunca llegaremos a entender como lo pasaron y espero no estar nunca en la misma situacion.

Desconectado Sertorio

  • Novato
  • *
  • Mensajes: 89
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #6 en: 21 de Febrero de 2009, 00:21 »
Yo tambien creo que en el sillon de casa mirando la pantalla del televisor se ve todo muy bonito, pero.......................

Desconectado ALOCGAR

  • Administrador
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1908
    • Email
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #7 en: 22 de Febrero de 2009, 20:07 »
ACONCAGUA
EL MAYOR RESCATE



Demasiados acontecimientos juntos. Lo que sigue es un resumen de la información publicada además de la que nos llegara por diversas fuentes, de los sucesos ocurridos en el Aconcagua, antes durante y después de la semana de Reyes, principalmente entre el 6 y el 9 de enero de 2009, recopilado y editado por Santiago Storni y Alicia Pacheco.

 

Al inicio  de la temporada se anunciaba que los gu√≠as no podr√≠an trabajar de modo independiente sino √ļnicamente contratados por las agencias autorizadas.
A mediados de diciembre un informe de las autoridades mendocinas revelaba que se habían detectado más de 100 guías en el parque, mayormente extranjeros, que no poseían la habilitación para guiar, y se anotaban como un visitante más.
El sábado 3 de enero un guía argentino encontraba el cuerpo de un escalador alemán, Stephan Jeramin (42), primera víctima fatal en la temporada, que había sufrido una caída en la zona conocida como Cuello de Botella, en el glaciar de los Polacos, a unos 6.000 m.

El martes 6 de enero, tarde, se tuvo noticia de que en el mismo glaciar pero a 6.700 m, estaban extraviados un grupo formado por cinco integrantes: cuatro italianos (dos mujeres) y el gu√≠a mendocino Federico Campanini (con doble nacionalidad, residente en los Estados Unidos). Una sexta integrante, Antonella Targa (50), se hab√≠a vuelto antes y estaba en el refugio de altura Berl√≠n (5.980 m). ‚ÄúTodos salimos hacia la cumbre desde Berl√≠n. Hab√≠amos tenido una noche fr√≠a pero estrellada y part√≠amos con un sol espl√©ndido", recordar√≠a luego la integrante que hab√≠a decidido regresar a mitad de camino, en Portezuelo del Viento, al sentir n√°useas por la altura. "Mi gu√≠a de la empresa chilena Azimut, me dijo: 'Tienes que tomar una decisi√≥n', y decid√≠ que volver√≠a.‚ÄĚ En Berl√≠n, se meti√≥ en su carpa a dormir, pero al anochecer despert√≥ y no vio a sus compa√Īeros. "Me extra√Ī√≥ no verlos porque se supon√≠a que estar√≠an de regreso en unas pocas horas, y fue entonces cuando recib√≠ una comunicaci√≥n del gu√≠a argentino haci√©ndome saber que, si bien hab√≠an hecho cumbre (a las 16.30 hs), estaban perdidos, en medio de una tormenta".  Luego explicaron que despu√©s de hacer cumbre un temporal los sorprendi√≥ y la falta de visibilidad provoc√≥ que bajaran del lado del Galciar de los Polacos.
La temperatura en el lugar era de -18¬ļC, y m√°s fr√≠a durante esa noche que el grupo tuvo que pasar a la intemperie.
El oficial inspector Jos√© Luis Altamirano (39, casado, cuatro hijas), acredita 15 a√Īos en la seccional policial de monta√Īa de Mendoza y alcanz√≥ 24 veces la cumbre del Aconcagua, la mitad en ocasi√≥n de misiones de salvamento, y le encargaron liderar el primer grupo de la Patrulla de Rescate. Luego relatar√≠a: ‚ÄúAl momento del pedido de auxilio del gu√≠a me encontraba recuperando el cuerpo del alem√°n (Stefan Jeromin) en el Glaciar de los Polacos, y me indicaron que encabezara la b√ļsqueda de los cinco extraviados. En altura nevaba mucho y hab√≠a viento blanco. El helic√≥ptero del parque me dej√≥ en Nido de C√≥ndores (5.200 m), junto con Jos√© Remonda y otros rescatistas. Sin el helic√≥ptero hubi√©ramos demorado dos d√≠as desde Puente del Inca a Nido, y as√≠ ascendimos en 20 minutos‚ÄĚ.

El mi√©rcoles 7 a las 05.30 hs se pusieron en marcha dos patrullas apoyados por guardaparques, pero a las 15.15 hs decidieron suspender la ascensi√≥n debido a la intensa tormenta. "El tiempo se descompuso, con -20¬ļC. Nos enterr√°bamos 50 cm en la nieve, no sent√≠amos los pies, nos congel√°bamos y decidimos volver al refugio Berl√≠n" dijo luego Altamirano. El gu√≠a hab√≠a logrado informar que uno de sus clientes hab√≠a fallecido (luego se supo que era la italiana Helena Sen√≠n), mientras que otro cliente ten√≠a una fractura y un edema pulmonar, y el resto sufr√≠a una severa hipotermia y deshidrataci√≥n, que los ten√≠a al borde del congelamiento, y se hac√≠a imperioso un rescate; pero un fuerte temporal imped√≠a la misi√≥n.
A las ocho de la ma√Īana el piloto Horacio Freschi (35) desde helic√≥ptero AS-350 B-3 Esquilo, los ubic√≥: "Los veo en el filo, a 6.700 metros, uno hace se√Īas!" Y obtuvo una foto crucial para que la patrulla los contactara al d√≠a siguiente. Estaban a unos 300 m por debajo de la cumbre, en la cara opuesta a la normal, pero era imposible acercarse a ellos, debido a la intensa nevada y el fuerte viento.
El c√≥nsul de Italia, Pietro Tombacini, se hizo presente en el parque para seguir los acontecimientos en persona. Luego dar√≠a los nombres de los italianos: Mirko Afasio (39), Marina Attanazio (38), Mateo Refrigeratto (35) y Helena Senin (38) que falleci√≥. Antonella Targa (50) fue quien dio la vuelta antes, sin seguir hasta la cumbre. Todos ten√≠an experiencia previa en monta√Īa, incluso algunos ya hab√≠an hecho otras cumbres de +6.000 m.
Seg√ļn Armando P√°rraga, a cargo de la patrulla de rescate de la polic√≠a, el gu√≠a no se hab√≠a reportado como tal en el Parque Aconcagua, sino s√≥lo como un miembro m√°s de la expedici√≥n.

Pero se sabe que el gu√≠a Federico Campanini (31), mendocino oriundo de Las Heras, estaba lejos de ser un inexperto. Hab√≠a alcanzado antes dos veces la cumbre del Aconcagua, una de ellas acompa√Īando hace algunos a√Īos al ex gobernador de Mendoza, Arturo Lafalla, y la segunda, comandando un grupo de noruegos. Adem√°s de haber escalado el monte McKinley (6.194 m) en la cordillera de Alaska, el m√°s alto de Am√©rica del Norte. Siempre fue un amante del deporte. Se recibi√≥ como Gu√≠a de Alta Monta√Īa en la Escuela Valent√≠n Ugarte, tras pasar por el profesorado de Educaci√≥n F√≠sica. En el √ļltimo a√Īo de esa carrera, un profesor lo invit√≥ a subir el cerro Aconcagua y a su regreso decidi√≥ que quer√≠a dedicar su vida al andinismo. All√≠ trabaj√≥ los primeros dos a√Īos luego de recibirse. Vivi√≥ un tiempo en la Patagonia, donde hizo varias guiadas en el Hielo Continental y otras. En el 2006 decidi√≥ establecerse en los Estados Unidos y comenz√≥ a trabajar en agencias internacionales. En ‚Äúal borde‚ÄĚ hemos publicado una expedici√≥n que realizara a la Quebrada de la Jaula junto con otro gu√≠a, Gabriel Barral, en septiembre de 2004: http://www.alborde.com.ar/montania1/montanismo105b.htm.

El jueves 8, al no poder sacarlos en helic√≥ptero la estrategia de los rescatistas era subir hasta la cumbre para desde all√≠ tratar de verlos y bajarlos por la ruta normal. ‚ÄúA las 06.30 hs partimos a la cumbre con los oficiales Jos√© Luis Ramonda, Diego D'Angelo, Carlos Monta√Īa, Oscar Fern√°ndez y Mat√≠as Tieppo", relat√≥ luego Altamirano. Para entonces, los guardaparques Lucas Gonz√°lez Mosso (29), Flavio Costarelli (38), Omar Dar√≠o Navas (32) y Ariel Ghilardi (38) coordinaban la subida simult√°nea de otra patrulla de ocho hombres, adem√°s de varios gu√≠as, porteadores y dem√°s monta√Īistas voluntarios.
Al mediod√≠a el grupo de Altamirano llega a la cumbre. "Eran las 12.30 y no paramos ni para tomar algo caliente, era una carrera contra el tiempo. Si pasaban una noche m√°s, se mor√≠an. Bajamos por un filo del glaciar (Polacos), con mucha nieve, y con los datos del aviador m√°s los que llegaban por radio, nos orientamos", se√Īal√≥ luego Altamirano. ‚ÄúLlegar hasta los andinistas fue muy dif√≠cil y complicado. Para entonces ya se nos hab√≠an sumado unas 35 personas civiles, que espont√°neamente se unieron a la b√ļsqueda. Llegaron de todos los campamentos del cerro. Hasta el cocinero de Plaza Argentina lleg√≥ a la cima, sin pensarlo. Esa gente actu√≥ con una solidaridad fuera de serie.
Cerca de las 14.00 hs vieron cuatro figuras desdibujadas entre la nubosidad, a 6.700 m. ‚ÄúEmpezamos a bajar desde la cima (del lado de Polacos) y de improviso, sobre una banda rocosa, observamos a cuatro personas sentadas contra unas piedras. Antes hab√≠amos encontrado una piqueta, antiparras, bastones...indicios inequ√≠vocos de una situaci√≥n anormal, de una ca√≠da. Estaban muy quietos, con m√≠nimas reacciones. Eran Campanini, y los tres italianos, dos varones y una chica‚ÄĚ. Hab√≠an tenido que pasar una segunda noche a la intemperie con -25¬ļC. ‚ÄúNos acercamos y se sorprendieron al vernos. Apenas balbuceaban sin poder articular palabras, casi congelados, como entregados.‚ÄĚ Los cuatro se hallaban en grave estado. Ten√≠an hipotermia, deshidrataci√≥n, miembros congelados y uno con cuadro de edema pulmonar. "Ten√≠an buen abrigo, eso les permiti√≥ resistir las bajas temperaturas bajo cero durante dos noches". Los atendieron durante m√°s de una hora. "Los medicamos, les dimos sorbos de t√©, caf√© y jugos calientes" relat√≥ luego Altamirano. ‚ÄúLos hidratamos y empezamos a tratarlos seg√ļn instrucciones de la m√©dica de Plaza de Mulas‚ÄĚ. Eran 17 rescatistas: cuatro por cada italiano y cinco con el gu√≠a argentino. ‚ÄúResolvimos aplicar el procedimiento de selecci√≥n de las personas por su gravedad. El m√°s delicado era Federico (el gu√≠a). S√≥lo un italiano hablaba. El temporal se nos ven√≠a encima, nos urg√≠a sacarlos de ah√≠, un lugar escarpado, de roca podrida. Con una cuerda fija se empez√≥ a extraer la gente‚ÄĚ.
Antes de las 16.00 hs empezaron a subir penosamente hacia la cumbre para pasar al otro lado y bajar por la ruta normal. ‚ÄúEl gu√≠a era el m√°s grave, estaba adormecido; s√≥lo despu√©s de hidratarlo, balbuce√≥ ‚ÄėSe rompi√≥ una placa (de hielo), se rompi√≥ una placa y se cay√≥ la chica‚Ķ‚Äô (haciendo menci√≥n a la desaparici√≥n de Helena Sen√≠n). Encontramos muchas pisadas en el glaciar que nos hace pensar que el gu√≠a trat√≥ de salvar a la gente. Ah√≠ quem√≥ mucha energ√≠a y adem√°s debe haber tenido una ca√≠da. Entonces se quedaron con el gu√≠a el auxiliar Diego D‚ÄôAngelo, dos gu√≠as y yo. El resto se dividi√≥. Cada escalador era tomado por cuatro rescatistas. Nosotros hicimos el ascenso con Campanini. Fue dur√≠simo. Empleamos unas siete horas para hacer 200 metros, en medio de un feroz temporal. Los chicos que me acompa√Īaban no aflojaron, pero estaban sufriendo s√≠ntomas de congelamiento. Federico Campanini no caminaba, se notaba que hac√≠a esfuerzos para sobrevivir, pero estaba muy d√©bil. D‚ÄôAngelo lo cargaba de a ratos, y si no iba en una improvisada camilla de cuerdas. Hubo, inclusive, un momento dram√°tico en que Federico, sin reacci√≥n, casi cae a un acantilado, arrastrando a mi compa√Īero. Poco despu√©s ya no pudimos hacer nada, y alrededor de las 20.00 hs comprobamos que hab√≠a fallecido. A 200 m de la cima notamos que no ten√≠a signos vitales; intentamos reanimarlo, pero hab√≠a muerto", lament√≥ Altamirano. Lo dejaron y siguieron. Estaban exhaustos. ‚ÄúFue muy triste, y tuvimos que dejarlo porque el vendaval que se hab√≠a desatado nos iba a llevar a nosotros tambi√©n‚ÄĚ.
Los italianos pod√≠an caminar tambaleantes tomados de los rescatistas, en medio de una tempestad insoportable. Dos equipos m√°s de rescatistas subieron a ayudar. El operativo ya era uno de los m√°s grandes que se recuerde en el Aconcagua, seg√ļn informaba el jefe de guardaparques, Pablo Perell√≥. A Mirko Afassio y Marina Attanasio los descendieron hasta Nido de C√≥ndores a ritmo muy lento, con la ayuda de dos socorristas en cuyos hombros se apoyaban y de un tercero que sosten√≠a una cuerda atada a su cintura. "En un bid√≥n de pl√°stico cortado por la mitad improvisamos un pat√≠n para llevar a Refrigerato. As√≠ lo desplazamos hasta el refugio Independencia. Toda la noche la pasamos abrazados a √©l para darle calor", explic√≥ Altamirano. En esa √ļltima noche, lo not√≥ recuperado y contento. Le dijo: "Esto te va a costar el asado m√°s caro del mundo". Y el italiano respondi√≥ con una sonrisa: "Grazie, amici".

El viernes 9 de enero trasladaron a los tres sobrevivientes en helicóptero desde el campamento Nido de Cóndores a Horcones, en la entrada del Parque, donde una ambulancia los llevó al Hospital Italiano en la ciudad de Mendoza, con principio de congelamiento en manos y pies, pero a salvo.
Antonella Targa, la mujer que se volvi√≥ antes, luego declaraba: "Tengo que decir que toda la gente ayud√≥, que fueron una segunda madre para nosotros, porque el rescate fue verdaderamente incre√≠ble. Lo √ļnico que puedo decir es gracias, gracias, gracias".
Ese mismo viernes 9 ocurre otra muerte: en la cumbre un ingl√©s,  Michael Fleeman (42) sufri√≥ un paro cardiorrespiratorio. Lleg√≥ a la cima pasadas las 16.00 hs y se sent√≥ a descansar. Veinte minutos m√°s tarde el gu√≠a se acerc√≥ a √©l para avisarle que comenzar√≠an el descenso y descubri√≥ que estaba muerto. Su cuerpo qued√≥ para ser bajado por la patrulla de monta√Īa junto con el del gu√≠a Fedrico Campanini.
En tanto, desde Estados Unidos Amber Christensen (32), que desde hac√≠a tres a√Īos estaba casada con el gu√≠a, emprend√≠a el viaje a Argentina para velar a su marido. Profesora de idiomas, se hab√≠an conocido en Plaza de Mulas estando en dos expediciones distintas.

El lunes 12 los pacientes son pasados a sala com√ļn y relatan su experiencia a la fiscal Claudia R√≠os, quien tiene a su cargo la causa judicial.
Distintas empresas, asociaciones y un numeroso grupo de monta√Īistas deciden conformar un equipo que sirva de apoyo ante nuevas emergencias, y firman en Plaza de Mulas un acta de compromiso que da origen a una Comisi√≥n de Socorro del Aconcagua.
‚ÄúEl operativo lo cumplimos un pu√Īado de polic√≠as, con el apoyo de un gran n√ļmero de civiles, entre gu√≠as, porteadores y campamenteros. Sin ellos no s√© c√≥mo nos hubiera ido‚ÄĚ, dijo luego Altamirano.

El martes 13 el director de Recursos Naturales Renovables, el pace√Īo Guido Loza, adelanta que se cupificar√°n los ingresos al Parque en la temporada 2009-2010.
El viernes 16 un estadounidense, Arthur D'Lisle (51), cerca de las 14.00 hs sufrió una caída en las cercanías de Nido de Cóndores, y se golpeó contra una piedra en su costado derecho, lo que le provocó una herida interna y la fractura de varias costillas, que le provocaron un neumotórax hipertensivo, como constató luego el médico en Plaza de Mulas. Una patrulla del Ejército Argentino que se encontraba realizando un rastrillaje de rutina lo bajó en camilla pero alrededor de las 15.10 hs el andinista falleció, cuando habían arribado a la zona denominada "El Semáforo", localizada a unos 4.700 metros de altura, convirtiéndose en la quinta víctima fatal de la temporada. Desde diciembre, además de los cinco muertos, ya había 132 evacuados.

El domingo 18 de enero, habiendo transcurrido algo más de una semana desde su rescate, los italianos dan una conferencia de prensa en el hospital, sin la presencia de Mariana Attanazio que se excusó.
"Nunca pensamos en morir, y eso se lo debemos en gran parte a Federico (Campanini)", dijeron con las manos a√ļn vendadas por las congelaciones. "Una vez que pas√≥ el temporal que encontramos de repente despu√©s de hacer cumbre, la √ļnica manera de sobrevivir era estar bien pegados unos a otros, caminar para mover los m√ļsculos, comer lo poco que nos quedaba (fruta seca y barras de cereal) y tomar nuestra propia orina, rebajada con nieve. Eso y saber que nos hab√≠amos podido comunicar con la patrulla y que estaban en camino, fue lo que nos mantuvo esperanzados". Seg√ļn el relato de los italianos, el gu√≠a Federico Campanini fue el que siempre los alent√≥ a no bajar los brazos y luchar a cada minuto por sus vidas. "Primero me salv√≥ la vida cuando una porci√≥n del terreno cedi√≥ y luego de caer termin√© al borde de una cornisa. Fue √©l quien con una cuerda me sac√≥ de ese lugar. Despu√©s de eso perd√≠ mis guantes y √©l me entreg√≥ unos suyos, no caben dudas de que estamos vivos gracias a Federico", manifest√≥ conmovido Mirko Affasio. Por su parte, Mateo Refrigeratto cont√≥ que al saber que Helena Senin hab√≠a fallecido, Campanini fue el encargado de sacar al grupo del pozo emocional en el que se encontraban, con una frase que siempre quedar√° grabada en sus mentes: ‚ÄúVamos, salgamos de ac√°; si no, nos morimos todos‚ÄĚ. ‚ÄĚA pesar de que llevo muchos a√Īos escalando, nunca conoc√≠ a un profesional as√≠", ratific√≥ Refrigeratto. S√≥lo permanecieron cinco minutos en la cima para tomar fotos porque los apremiaba el temporal de nieve que ya estaba sobre sus cabezas. "El tiempo y la visibilidad eran muy adversos, no hubo un error humano, definitivamente fue una fatalidad. Esa ma√Īana hab√≠a amanecido con el cielo despejado y de un momento a otro las condiciones se complicaron mucho", dijeron.
Ese mismo domingo 18 se da a conocer la intención desde Italia de los familiares de Helena Senín, de costear los gastos de la construcción de un refugio como homenaje.

 

Fuentes: Principalmente el diario Los Andes, y otros Comcel diario Uno de Mendoza, Clar√≠n, La Naci√≥n, el testimonio y fotos del piloto Horacio Freschi, comentarios en el foro ‚ÄúAndinautas‚ÄĚ  y nuestros propios archivos.

 

Testimonio del piloto Horacio ‚ÄúDuro‚ÄĚ Freschi a ‚Äúal borde‚ÄĚYo trabajaba en Gendarmer√≠a Nacional, y me fu√≠ de retiro a principio de 2006. Trabajo ahora en la empresa de servicios a√©reos "Helicopters", con sede en Mendoza, que gan√≥ la licitaci√≥n p√ļblica del servicio a√©reo para el parque.
El avistaje de los italianos lo hicimos nosotros. Los encontr√© el 7 de enero. Uno de ellos hac√≠a se√Īas, dos m√°s estaban parados y uno recostado, a 22.000 pies (aprox. 6.700 metros). Es imposible realizar una operaci√≥n a√©rea en ese lugar con nuestra aeronave por como est√° configurada (peso), adem√°s de que las condiciones meteorol√≥gicas no eran buenas tampoco (viento fuerte). Luego los volv√≠ a ver a las 10.30 y a las 13.45 hs.
Al otro d√≠a iniciamos 06.15 hs con los vuelos. Hicimos traslados a Nido de c√≥ndores (5.500 m) de los "Misiles" (gu√≠as de alta monta√Īa que se ofrecieron voluntarios) as√≠ llamados por el Jefe del Parque, Guardaparque Ariel Ghilardi, debido a la rapidez de sus desplazamientos: en 04.50 hs hcieron cumbre desde Nido, regulando fuerzas para poder socorrer a esa gente.
En uno de esos vuelos me acerqu√© al lugar donde vi a los accidentados con el gu√≠a Gonzalo dell Agnola, y a pesar de mi pesimismo (pens√° que era su segunda noche en el lugar y sin bolsas de dormir ni carpas) los volvimos a ver: uno hac√≠as se√Īas a duras penas, y otro sosten√≠a un pa√Īo azul a modo de bandera. Grit√© por frecuencia lo que ve√≠amos y fue una inyecci√≥n de optimismo para todos los participantes en la operaci√≥n de rescate, seg√ļn me dijeron m√°s tarde.
Hay que tener en cuenta que en toda la temporada (15/11 al 31/03) hacemos un promedio de 15 a 20 vuelos al campamento de altura Nido de C√≥ndores; y s√≥lo en los tres d√≠as que dur√≥ esta movida superamos ese n√ļmero.
Destacables:
* La actitud del Jefe de Zona de Alta Monta√Īa, Guardaparque Pablo Perell√≥, que no dud√≥ en montar todo el operativo a pesar de que el criterio dec√≠a que la gente no ten√≠a esperanzas.
* El manejo de la situación del Jefe del Parque desde Plaza de Mulas.
* El empe√Īo puesto de manifiesto por todos los integrantes del cuerpo de guardaparques del parque, implicados directa o indirectamente, como as√≠ tambi√©n de los responsables de los operativos del rescate, la patrulla de rescate de la polic√≠a de Mendoza.
* Y los que me dejaron sin palabras fueron los guías, porteadores y campamenteros que voluntariamente se ofrecieron. Sin ninguna duda sin su desinteresada colaboración no se hubiera podido alcanzar el logro del objetivo propuesto: sacarlos vivos.
 

sacado de http://www.alborde.com.ar/montania1/montanismo136.html
« √ļltima modificaci√≥n: 22 de Febrero de 2009, 20:12 por ALOCGAR »

Desconectado capitan trueno

  • Moderador S
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1597
Re: Polemico rescate en la Aconcagua
« Respuesta #8 en: 23 de Febrero de 2009, 10:10 »
Anoche vimos el reportage de Cuatro donde Jesus Clleja subia el Aconcagua, y pudimos ver que es una monta√Īa muy traicionera tanto por la metereologia como por el mal de altura, y eso como bien dijo Calleja que no es una monta√Īa dificil tecnicamente. Edurna Pasaban tambi√©n lo comento en su conferencia que dio en La Vila refiriendose que no es una monta√Īa f√°cil, tiene mala aclimataci√≥n y encima esos temporales que se forman que  es imposible hacer nada.
Con lo de anoche y con el enlace que aporta Alocgar tenemos más información aparte del video.