senderoxtrem

Autor Tema: Hay una rueva canal en el Cares, no apta para todo el mundo  (Le√≠do 3119 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante est√°n viendo este tema.

Desconectado ALOCGAR

  • Administrador
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 1880
    • Email
Hay una rueva canal en el Cares, no apta para todo el mundo
« en: 06 de Septiembre de 2010, 18:48 »
El Everest de las cuevas

Un equipo de brit√°nicos y asturianos conecta el Pozu'l Hitu con la cueva de Culiembru, la mayor traves√≠a subterr√°nea de Espa√Īa, en los Picos de Europa, tras 30 a√Īos de exploraciones

Existe una Asturias a√ļn desconocida. Una Asturias subterr√°nea que cada a√Īo ofrece nuevos hallazgos y en la que se han sentado los horizontes de la exploraci√≥n espeleol√≥gica actual. Hace apenas unas semanas, en los Picos de Europa, a m√°s de mil metros de profundidad, se alcanz√≥ uno de los hitos del espeleobuceo al conseguir hallar la conexi√≥n entre el Pozu'l Hitu y la cueva Culiembru. De este modo, se puso fin a tres d√©cadas de expediciones iniciadas por el Club de Espeleolog√≠a de la Universidad de Oxford.

En 1979, el equipo del Club de Espeleolog√≠a de la Universidad de Oxford localizaron el Pozu'l Hitu en Vega de Ario. Apenas dos a√Īos m√°s tarde, los brit√°nicos lograron alcanzar una galer√≠a sumergida a m√°s de mil de metros de profundidad. Desde entonces, comenz√≥ a plantearse la posibilidad de que la caverna llegase al Cares, concretamente a la cueva Culiembru, cuya exploraci√≥n, aguas arriba, se inici√≥ en 1986. Dicha teor√≠a fue corroborada a√Īos atr√°s mediante el empleo de trazadores qu√≠micos. Finalmente, tras la sucesi√≥n de varias campa√Īas de exploraci√≥n, el pasado mes de julio los brit√°nicos y el Grupo de Espeleolog√≠a Gorfol√≠ lograron por fin conectar ambos sistemas tras superar la cuarta galer√≠a sumergida, que hab√≠a sido la frontera de las √ļltimas expediciones.

Xes√ļs Manteca, primer espa√Īol en formar parte del Cave Diving Group de Gran Breta√Īa, miembro del GE Gorfol√≠ y coordinador de ¬ęAl filo de lo imposible¬Ľ, estuvo all√≠. Desde 1980, este castrillonense dedica su tiempo a la exploraci√≥n de cuevas. La de Culiembru ha sido una de las grandes haza√Īas de su carrera. ¬ęExplorar una cueva de estas caracter√≠sticas es como escalar un 8.000 con la diferencia de que el escalador ve por d√≥nde va mientras que el espeleobuceador est√° rodeado por la m√°s absoluta de las oscuridades. Ni siquiera ve su mano a mil√≠metros de su cara¬Ľ, matiza Manteca.

√Čl, junto a otros once espeleobuceadores, permaneci√≥ durante quince d√≠as en los Picos de Europa con el objeto de unir f√≠sicamente ambas cuevas. ¬ęEntr√°bamos de dos en dos o de tres en tres. La permanencia m√°xima en el interior de la cueva fue de diecinueve horas¬Ľ, precisa el consumado espele√≥logo, el cual comenta que la complejidad de Culiembru obliga a nadar, bucear, remontar cascadas, bajar pozos, escalar y atravesar pasos estrechos. ¬ęEntre el Pozu'l Hitu y la cueva Culiembru hay 1.381 metros de desnivel¬Ľ, subraya.

Uno de los ambientes m√°s hostiles al hombre. As√≠ es el subsuelo. ¬ęLas aguas suelen estar por debajo de los doce grados cent√≠grados, se bucea en galer√≠as completamente inundadas sin escapatoria, nos enfrentamos a altas presiones y tenemos que utilizar mezclas especiales en nuestras botellas¬Ľ, comenta el castrillonense, quien se√Īala que uno de los principales problemas a la hora de afrontar retos como el de Culiembru es la log√≠stica. ¬ęEl l√≠mite de cada incursi√≥n te lo marca la cantidad de gas que lleves. Empleamos un tercio para avanzar, un tercio para regresar y el resto de reserva¬Ľ, afirma.

A todo esto se suma la completa incomunicaci√≥n en la que se mueven los espeleobuceadores. ¬ęEmpleamos un c√≥digo de se√Īales, pero habitualmente buceamos solos. La presencia de dos personas en una galer√≠a inundada aumenta el riesgo de que tengan lugar accidentes¬Ľ, afirma el miembro del Cave Diving Group. Totalmente aut√≥nomo, ni m√°s ni menos. √Čse es el requisito que todo espeleobuceador debe admitir. ¬ęCada cual asume sus riesgos¬Ľ, recalca.

En 1969 el hombre puso el pie en la Luna, pero tuvo que esperar cuarenta a√Īos m√°s para alcanzar el punto m√°s rec√≥ndito de Culiembru. ¬ęEste tipo de avances se producen todos los veranos. En Asturias hay muchas cuevas sin explorar. Los Picos de Europa son el "Himalaya" de la espeleolog√≠a¬Ľ, enfatiza Manteca. Y es que, desde que a finales de la d√©cada de los 50 se iniciase la exploraci√≥n del subsuelo asturiano, a√ļn no se ha cubierto ni el ecuador del camino. ¬ęEl verdadero reto es que a√ļn queda m√°s de medio siglo de exploraciones¬Ľ, advierte.


Noticia sacada de:
http://www.lne.es/asturias/2010/09/05/everest-cuevas/963673.html
« √ļltima modificaci√≥n: 06 de Septiembre de 2010, 18:51 por ALOCGAR »